El gran reto

0

Esta columna la escribí el viernes 18 del presente mes. 48 horas antes del día de las elecciones presidenciales. Y, como quiera que no tengo vocación de prestidigitador, preferí no señalar en ella ninguna referencia al resultado de las mismas.

Por lo que, me pareció más pertinente, reflexionar sobre el tiempo por venir.

A éste respecto afirmó que, por los planes desestabilizadores y golpistas contra los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro ejecutados por la oposición, tenemos el Gran Reto de devolverle a nuestra Patria la condición de País Nacional.

Para ello debemos, desterrar de toda acción política el odio y el desprecio por el otro; debemos, entender que la política es un “arte”, por lo que los políticos -como buenos orfebres-, tienen que proponerse construir, entre las distintas fuerzas políticas existentes, una relación agónica, ya que el antagonismo conduce a conductas extremas que hacen que las relaciones políticas no se den entre pares sino entre enemigos.

Pero, devolverle al país su condición de País Nacional significa, asimismo, defender los principios de soberanía, independencia y libre determinación de nuestro modelo de sociedad, como derechos inalienables e innegociables. Por lo que, éste tiene que ser un tema a colocar como punto nodal en la acción de gobierno futura.

En razón de lo anterior, los venezolanos todos tenemos –como una sola voz, que rechazar toda injerencia externa en nuestros asuntos internos. Y si de algo no debe haber ninguna duda es que, precisamente, por la intromisión de algunos países en nuestros asuntos internos vivimos la presente situación que nos afecta a todos. Y esta intromisión, como se sabe, no es un problema de ahora. Revisando la prensa nacional nos encontramos con estos datos que constatan nuestra afirmación: en el año 2004, con motivo de la realización del referéndum revocatorio contra el Comandante Eterno Hugo Chávez, el Senado de Colombia aprobó una Resolución “en donde solicita a la OEA la aplicación de la Carta Democrática Interamericana… Para evitar la instauración definitiva de una dictadura”. Ese mismo año, Roger Noriega, en su condición de Subsecretario de Estado para el hemisferio Occidental del gobierno de los Estados Unidos, dijo que, “Nosotros pensamos que que la comunidad internacional debe ser rigurosa en constatar si el gobierno de Chávez ha respetado las normas constitucionales, la independencia de otras instituciones del gobierno, (y) el respeto a los derechos humanos”. Como puede verse, es el mismo guión, son los mismos argumentos.

Devolverle a la Patria de Bolívar la condición de País Nacional significa, avanzar en el fraguado de un modelo de desarrollo económico que supere el obsoleto rentismo petrolero. Que teniendo presente que vivimos nuevos tiempos haga -desde una visión redimensionada-, de la “siembra del petróleo” un modelo económico de nuevo tipo, al servicio y para el beneficio de los venezolanos y venezolanas. Modelo de desarrollo que haga de la justicia social y de la distribución equitativa de la riqueza nacional sus principios fundamentales.

Pues bien, mis estimados lectores, si las reflexiones anteriores son compartidas podemos decir que en verdad: Venezuela somos todos y es de todos. Ese es El Gran Reto.

@HugoCabezas78

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here