El fin de la hegemonía estadounidense

0

El sueño del Comandante-Presidente, Hugo Chávez, se hace realidad. Las incertidumbres con que se presagiaba el advenimiento del siglo XXI, comienzan a disiparse. Francis Fukuyama tuvo que recoger su teoría del “Fin de la Historia” y el neoliberalismo perdió todo el encanto con que se presentó durante los años ochenta y noventa, de la centuria pasada. El mundo unipolar se derrumbó.

Definitivamente el Imperio estadounidense no ha podido superar la crisis de “gobernanza” de los años setenta, la cual se agudizó a partir del año 2008.

Y es que, los gobernantes estadounidenses no han entendido que el mundo es otro.

Que el reto que hoy tenemos es salvar el planeta. Que es necesario pensar en la prosperidad para todos. Que deben formularse nuevas políticas públicas que den un fuerte impulso a la agricultura, el redimensionamiento de los servicios de salud, la educación y la infraestructura. Que la política internacional debe ser repensada para alcanzar objetivos globales comunes.

Actúan como si la guerra fría no hubiera llegado a su fin. Creen que ellos son la única potencia existente en el mundo. Creen que con la implementación del Consenso de Washington, Estados Unidos se consolidaba como la potencia hegemónica. Seguros estaban de la eternidad del mundo unipolar.

Amarga decepción.

Esa pretensión de mineralizar el mundo unipolar, que sigue colocando a Estados Unidos como su centro, tiene como fuente de su poder la fuerza militar, la cual ha utilizado en todo el orbe para imponerse como imperio hegemónico. Fracasaron en su pretensión de entronizar esa política.

Al actuar de esa manera lo hacen porque no reconocen que el modelo neoliberal fracasó. Menosprecian a quienes no son sus “aliados”. Y, al hacerlo se equivocan, no entienden que los pueblos del mundo han iniciado un profundo proceso de pensarse a sí mismos y para sí mismos.

Que la democracia dejó de ser simplemente un sistema político y es concebida como la organización de la sociedad, como una forma de vida. Que el Estado está siendo redimensionado, que se está edificando un Estado para una nación de ciudadanos, en donde el pueblo es el sujeto histórico de ella. Que la integración, dejó de ser simples acuerdos comerciales. Que la soberanía y la libre determinación, se convirtieron en principios basados en la solidaridad, la cooperación y la reciprocidad, en el respeto como base fundamental de la amistad.

Los pueblos del mundo creemos hoy en la existencia de diferentes tipos de democracia; en la justicia social y la lucha contra la pobreza; en la defensa de los derechos humanos, en el reconocimiento de los derechos sociales, económicos y culturales como derechos humanos, en el desarrollo como desarrollo humano integral; en la soberanía, en el derecho de los pueblos a su libre determinación, a decidir su propio modelo de desarrollo y su propia forma de gobierno; en la solidaridad, la cooperación y la complementariedad como principios fundamentales de la integración, son -entre otros- principios indeclinables para el establecimiento de un nuevo orden mundial.

Son principios radicalmente distintos a los que postula el Imperio.

Por eso, han emprendido con la mayor barbarie planes de desestabilización, golpes de Estado, sanciones económicas, bloqueos al comercio internacional, campañas mediáticas de descrédito. En fin acosan -de una manera tal-, que nunca antes había existido en la historia de la humanidad.

Y, como resultado de esa política, el Imperio estadounidense, cada vez está más solo en el mundo.

Se retiraron del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, y nadie los acompañó.

Presentaron su candidatura para la Secretaría de la Organización Internacional de las Migraciones (ONU), quedaron de últimos.

Con su nueva política arancelaria se han enfrentado al mundo entero, hasta algunos gobiernos adláteres como México y de la Unión Europea, la rechazan.

Hasta Melania Trump, la esposa del mandatario estadounidense, ha visitado la frontera con México para “solidarizarse” con los migrantes.

@HugoCabezas78

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here