¿Quién dirige el oposicionismo?

0

Nada conspira más contra el éxito en la política que carecer de una dirección definida. Y, no hay la menor duda, ese es el caso del oposicionismo en Venezuela.

Quienes venían conduciéndola desaparecieron: Henry Ramos Allup, después de haber cometido el mayor error político de su vida, al no haberse erigido en el candidato presidencial de ese sector, optó por enconcharse. Henrique Capriles, para disipar dudas y malos pensamientos, está dedicado a twitear sobre sus pretensiones amorosas, dicen que por fin encontró novia. Guillermo Aveledo, a quien le habían vuelto a entregar la conducción del sector, se sabe de él por su artículo semanal de prensa. Leopoldo López, para recuperar el lado humano que perdió con “la salida”, esta dedicado a dar tetero. María Corina, Lilian y Delsa dan declaraciones todos los días que nadie les lee. Julio Borges y Antonio Ledezma, los más “vivos y astutos”, recorriendo el mundo haciendo turismo golpista, recogiendo dinero para una causa que solo es de ellos. Los demás son segundones, sin poder de mando e incapaces de tomar decisiones.

Por eso, Henry Falcón, que los había estudiado con detenimiento para conocerlos bien, a la “chita callando”, se les fue “alejando” y, sin pensarlo dos veces, lazó temprano su candidatura dejando a sus antiguos socios sin capacidad de maniobra, enredados en sus propias indecisiones y carencias dirigenciales.

Por eso, después del 20 de mayo, erigidos, Nicolás Maduro para seis años más como Presidente de la República; y, el PSUV más el Polo Patriótico como principales fuerzas políticas del país. No cabe la menor duda, Henry Falcón y los partidos que lo apoyan serán lo únicos sobrevivientes del oposicionismo.

No hay que ser un sesudo analista, para darse cuenta que ese será el nuevo paisaje político venezolano. Y es que en política, se dice que, el tren pasa una sola vez, por tanto, si lo pierdes, debes atenerte a las consecuencias.

Esa es la realidad real de la situación política de nuestro país. Nicolás Maduro, a pesar de todo lo que han hecho contra su gobierno, de nuevo será electo Presidente de la República.

A esa conclusión no solo hemos llegado quienes le apoyamos, sino, incluso, aquellos que han sido sus principales detractores. El silencio de quienes han sido los principales dirigentes del oposicionismo interno, así lo constata. Pero, si esto no fuera suficiente, que otra explicación puede darse a la conducta de los gobiernos de España, Perú y Panamá de restablecer la normalización de nuestra relaciones diplomáticas en general.

Por ello, las voces agoreras como las de la Conferencia Episcopal y el senador maiamero, Marcos Rubio, ya no encuentran interlocutores a nivel nacional, ni internacional. Siguen “meando” fuera del pote.

@HugoCabezas78

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here