El 12 volverán a fracasar

0
117

Si en algo ha sido exitoso el oposicionismo, agrupado ayer en la llamada coordinadora democrática, y ahora en la MUD, es en el extremo clima de incertidumbre que ha generado en la psiquis del pueblo venezolano. Ha hecho creer que todo está perdido, que no tenemos salvación, que estaríamos cerca de un nuevo apocalipsis. Para ello; a lo largo de estos diecisiete años, se ha valido de la mentira como estrategia política, ha convertido el falso rumor en su medio de comunicación favorito, ha hecho del odio un arma para el chantaje, ha convertido el miedo en un instrumento de coacción y dominio. La ferocidad con que ha promovido, organizado y dirigido la guerra económica, la escasez, la inflación y la especulación, ha sido el mayor acierto del oposicionismo, para generar una sensación de caos nacional.

En su prédica, este oposicionismo hace ofertas que no cumple. Tiene la desfachatez de violar la Constitución Bolivariana, la que pisotearon el 11 de abril del 2002, atribuyéndole a la Asamblea Nacional facultades que no tiene. El objetivo es hacerle creer al venezolano que, ante su incertidumbre, su frustración, su desespero, su impotencia, ellos quienes otrora destrozaron a Venezuela, hoy son por arte de magia, la salvación. El tal sentido, desde la Asamblea Nacional «resolverán los problemas» que vivimos. Sin embargo, nada han hecho, en ese sentido; y, no pueden hacerlo porque, no tiene un proyecto propio de país, no tienen, propuesta concretas sobre qué hacer y cómo hacer para superar dicha situación.

Conocido es que, el problema de la escasez no puede resolverse en el corto plazo, porque es un problema estructural, agravado, es verdad, por el sabotaje a que ha sometido la economía nacional un empresariado parasitario de la renta petrolera. Sabido es que, mientras no se supere el capitalismo rentístico los problemas de desequilibrio económico serán recurrentes, podrán paliarse cada vez que ésta aumenta, pero la solución es edificar un modelo de sociedad distinto al capitalismo rentístico. En eso trabaja el gobierno. Para lograrlo, el Gobierno revolucionario y Socialista del Presidente Nicolás Maduro, a través de un profundo proceso de revisión y corrección de los errores cometidos, por el intenso accionar de los cuadros dirigentes de la revolución, está tomando las medidas necesarias al respecto. La implementación práctica del Plan de la Patria, será la garantía de que lo lograremos.

Hoy, podemos señalar con absoluta responsabilidad que, avanzamos exitosamente hacia ese objetivo. Los resultados comienzan a verse. Los productos de la dieta diaria comienzan a aparecer. Las calamidades comienzan a ser menores. Falta mucho, es verdad, pero trabajamos en ese objetivo. Como lo hemos demostrado, ni la caída de los precios petroleros en el mercado internacional, ni la intromisión extranjera en nuestros asuntos internos, ni los planes macabros y fascistas de la MUD, han podido con nosotros. El traspié sufrido el 6 de diciembre, es cosa del pasado. El PSUV, y el Gran Polo Patriótico todo, sigue siendo la primera fuerza política nacional. Asimismo, el pueblo venezolano, cada día ratifica el profundo sentimiento de identidad que tiene con los ideales del Comandante Presidente Eterno, Hugo Chávez.

Pues bien, esto lo sabe la MUD; lo sabe el Departamento de Estado, de los Estados Unidos; lo sabe la falange española, agrupada en el Partido Popular; lo sabe el sionismo israelita; lo sabe el paramilitarismo, dirigido por Uribe; lo saben los perros de la guerra, lo saben los Almagro, lo sabe la Conferencia Episcopal. En fin no es un secreto.
¿Qué hacer? Es la pregunta que se hacen todos ellos. Con premeditación y plena conciencia, convocaron irregularmente el referéndum revocatorio, saben que no cumplen con la normativa que lo reglamenta; saben que todas los planes de desestabilización y golpismo antidemocrático, les han fallado; saben que la “salida de Maduro”, se les ha puesto cuesta arriba. Pero, no cesan en tan macabro objetivo.

¿Cómo lo logramos? Se preguntan a diario. Eso los atormenta. La paranoia, se apodera de sus dirigentes. El psicotismo, el narcicismo y el individualismo los está haciendo añicos. El tiempo, ese juez inclemente, se les acorta, cada día les oscurece más temprano. Y el Presidente Maduro se recupera, se consolida. Pero, el plan sigue siendo el mismo, salir de Maduro como sea. Constitucionalmente no pueden; por eso, saben que el único camino que tienen es la violencia; solo que, en esa aventura muy pocos los acompañan. En el último mes han hecho tres intentos para derrocar al Presidente Maduro y no han podido. Ahora amenazan con que el 12 será el día definitivo. Lo que no saben es que hay un pueblo y una Fuerza Armada que defenderá eternamente nuestra Revolución.

Hugo Cabezas @HugoCabezas78

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here