Se espatilló la MUD

La política es un arte, en el más amplio sentido del término. Por lo que, ésta no admite que se le tenga como un juego, como una praxis coloquial, como un ejercicio cotidiano, a través del cual alguien se divierte, pasa el tiempo, da rienda suelta a sus ímpetus narcisistas, en fin, hace con ella, y de ella, lo que bien le parece. Por lo que, nada es más contrario al acto político que la afirmación de Eudomar Santos: “como vaya saliendo vamos viendo”, convertida en teoría y praxis política por los dirigentes de la MUD.

No hay lugar a duda: la política es cosa seria. Por tanto, quienes la ejercitan tienen que entender que ésta no es un pasatiempo, así como también, que ésta no es un negocio; de allí, el “malestar con la política” y con los “políticos”, manifestado por el pueblo venezolano, con la forma de hacer política por la MUD y sus dirigentes.

No hay lugar a duda: la política es cosa seria. Por lo que, no todo el que se hace llamar político, en verdad lo es; la condición de político, no se mide por el centimetraje de su aparición en los medios de comunicación; el político no es un objeto que se oferta en el mercado, las técnicas del marketing no funcionan en la política, la impresión que producen hacia un dirigente prefabricado son efímeras, de muy corta duración. La mejor constatación de ésta afirmación es el franco agotamiento del liderazgo de Enrique Capriles, Julio Borges, María Corina Machado y Leopoldo López, para solo citar los cuatro más destacados de ella, lo cual ha permitido que el más genuino representante de la vieja y “periclitada” política nacional, Henry Ramos Allup, salga de su aposento y se convierta en el nuevo líder del oposicionismo.

No hay lugar a duda: la política es cosa seria. Es tan seria que su ejercicio no admite errores, aunque estemos conscientes que errar es de humanos. Por lo que, el dirigente político, en la conducción de su embarcación, debe calcular con la mayor precisión los movimientos necesarios para conducirla a puerto seguro, “no puede andar del timbo al tambo”. Y, esto es, precisamente, lo que ha ocurrido con el oposicionismo agrupado en la MUD a lo largo de estos últimos diecisiete años.

Pues bien, el oposicionismo, en nuestra Patria, ha dado demostraciones de la poca seriedad con que asume el acto político. Si la política es el arte de gobernar, el ejercicio del gobierno requiere de la existencia de un proyecto político de país, y el oposicionismo no lo tiene. Y no lo va a tener, su único objetivo es tomar el poder por el poder mismo. Por eso maniobra sin cesar. Gira el volante para todos lados. Navega sin orientación. Anda sin brújula. Y, en política, esto es grave. Es muy grave. Porque de tanto maniobrar, al igual que una patilla cuando cae al suelo, se hace añicos. Por eso decimos que: la MUD se espatilló por maniobrera.

Hugo Cabezas @HugoCabezas78

Subscribe to get notified of the latest Zodiac updates.

- Advertisement -

Explore

Up Next

The Time I Almost Broke my Shelf Trying to Repair it

Whenever you start a hunt to get cheap art supplies, you need to be ready for anything, and that means anything. With this in...

Spending Too Much Time on your Smartphone Daily

Whenever you start a hunt to get cheap art supplies, you need to be ready for anything, and that means anything. With this in...

Discover

Other Articles

The Time I Almost Broke my Shelf Trying to Repair it

Whenever you start a hunt to get cheap art supplies, you need to be ready for anything, and that means anything. With this in...

Spending Too Much Time on your Smartphone Daily

Whenever you start a hunt to get cheap art supplies, you need to be ready for anything, and that means anything. With this in...

My Thoughts on Smoking and Why I will Never Do it

Whenever you start a hunt to get cheap art supplies, you need to be ready for anything, and that means anything. With this in...